¿Afecta la nueva Ley de Prevención y Fraude Fiscal a los propietarios de los inmuebles? - Impuestalia